Vivir-en-la-calle-con-discapacidad-intelectual

por Maria Fernanda Alonso

Tener una vivienda digna es un derecho fundamental consagrado en numerosos tratados internacionales de Derechos Humanos. Sin embargo, ya en el año 2005 se estimaba que 100 millones de personas a lo largo del mundo no tenían hogar. Muchos duermen sin refugio por la noche, o lo hacen albergues transitorios. Según las investigaciones, del 30 al 40 por ciento de las personas sin hogar tienen un deterioro cognitivo, que incluye lesión cerebral traumática, dificultades de aprendizaje, discapacidades intelectuales, trastorno del espectro autista y trastorno por déficit de atención con hiperactividad.

Vivir-en-la-calle-con-discapacidad-intelectual

Una revisión reciente encontró que las personas con discapacidad intelectual corren un mayor riesgo de quedarse sin hogar; pero con un sistema de apoyo coordinado, es posible ayudarlos a permanecer en una vivienda estable y, potencialmente, a salir de la falta de vivienda (Brown & McCann, 2020).

Metodología: se llevó a cabo una revisión sistemática de estudios que examinan la falta de vivienda entre las personas con discapacidad intelectual que utilizan las bases de datos CINAHL, MEDLINE, PsycINFO y Sociological Abstracts desde su inicio hasta noviembre de 2019.

Fueron hallados 259 artículos y, tras la selección, se incluyeron en la revisión un total de 13 artículos. Los temas identificados fueron 1) caminos hacia la falta de vivienda, 2) experimentar falta de vivienda y 3) rutas para salir de la falta de vivienda.

¿Qué datos surgen de la revisión?

  • Tener una discapacidad intelectual es un factor de riesgo para las personas sin hogar, y esto puede ser difícil de identificar.
  • Las personas sin hogar con discapacidad intelectual eran mayormente de raza negra y hombres.
  • Tenían más probabilidades de haber abandonado la escuela y de experimentar otros problemas relacionados con la falta de vivienda, incluido el abuso de sustancias y otros problemas de salud mental.
  • Los participantes con discapacidad intelectual fueron los únicos que informaron que querían quedarse sin hogar.
  • Los participantes con discapacidades intelectuales tenían menos probabilidades de recordar su domicilio original y menos probabilidades de reintegrarse con miembros de la familia.

Principales problemáticas y posibles soluciones

Las personas con discapacidad intelectual tienen más probabilidades de quedarse sin hogar a una edad avanzada debido a la ruptura de una relación o la muerte de un cuidador principal. Es más probable que tengan dificultades para acceder a los servicios de atención médica debido a sus discapacidades.

A esto se suma la probabilidad de que las personas con discapacidad intelectual no sepan o no puedan describir su discapacidad, lo que plantea desafíos adicionales para los proveedores de atención médica y aquellos que ofrecen apoyos de servicios sociales. Sostienen los investigadores que una solución simple a este problema es proporcionar exámenes de detección a las personas sin hogar cada vez que acceden a nuevos servicios.

Por otro lado, la revisión encontró que es posible evitar que las personas con discapacidad intelectual se queden sin hogar prestando especial atención a sus necesidades después de la muerte de un cuidador o un ser querido. Ofrecer atención médica y servicios sociales coordinados en este importante punto de inflexión podría ser determinante para mantenerles en una vivienda estable.

Un trabajo en conjunto desde las organizaciones sociales, órganos estatales encargados de proveer asistencia social, atención médica y vivienda, así como la colaboración de la justicia penal, es fundamental para brindar el apoyo necesario y prevenir la falta de vivienda entre las personas con discapacidades intelectuales, señalan los autores.

La identificación de personas con discapacidad intelectual dentro de los servicios para personas sin hogar y sus inquietudes sobre atención y apoyo sigue siendo un desafío, lo que impacta en la provisión de evaluaciones, intervenciones, atención y apoyo, necesarios para ayudarlos a salir de su situación de calle.

Referencia bibliográfica:

Brown, M., & McCann, E. (2020). Homelessness and people with intellectual disabilities: A systematic review of the international research evidence. Journal of Applied Research in Intellectual Disabilities: JARID. https://doi.org/10.1111/jar.12815

Fuente: Psychology Today

Nota: https://www.psyciencia.com/vivir-en-la-calle-con-discapacidad-intelectual/

Deja un comentario