Accidente cerebrovascular isquémico agudo

En los últimos años, el tratamiento de los accidentes cerebrovasculares isquémicos agudos ha experimentado muchos cambios.

Autores: Michael S Phipps, Carolyn A CroninBMJ 2020;368:l6983

Accidente cerebrovascular isquémico agudo
Accidente cerebrovascular isquémico agudo

Introducción

El accidente cerebrovascular (ACV) es la principal causa de discapacidad a largo plazo en los países desarrollados y una de las principales causas de mortalidad en todo el mundo. En la última década hubo grandes avances en las opciones de diagnóstico y tratamiento para minimizar el impacto del ACV isquémico agudo (ACV-IA) .

El primer paso clave en el cuidado del ACV es su identificación precoz y derivación a centros capaces de brindar un tratamiento adecuado, lo más rápido posible.

Cuando se produce una obstrucción vascular cerebral por un trombo o coágulo, el área central de la zona sufre un daño irreversible, mientras que en otra área de penumbra, en la que el cerebro ha perdido la función por la disminución del flujo sanguíneo, el daño no es irreversible.

Los tratamientos basados en la evidencia, como la trombólisis intravenosa y la recuperación endovascular del coágulo, que pueden eliminar la obstrucción y restaurar el flujo sanguíneo en las áreas afectadas, han demostrado mejorar los resultados del ACV isquémico (ACVI, si se aplica a pacientes apropiados.

Su selección implica una evaluación clínica crítica e imágenes cerebrales y vasculares y el uso de sistemas para una evaluación rápida de las fases hiperagudas y agudas y de la enfermedad, ya que la rapidez con la que el ACVI se trata está directamente relacionada con los resultados.

Manejo prehospitalario

Los servicios médicos de emergencias cuentan con un protocolo para el manejo inicial del ACV, en el campo. Según los resultados de estudios no aleatorizados (evidencia moderada), se recomienda notificar previamente el arribo del paciente  al hospital.

Para la atención del ACV, en cada localidad, estos servicios deberían desarrollar estándares de clasificación y protocolos específicos para el ACV, usando instrumentos validados y una organización de hospitales con diferentes niveles de complejidad, para clasificar con rapidez cuál es el paciente apropiado para el hospital correcto, para recibir un tratamiento correcto, de la manera más eficiente.

> Niveles de atención médica

En términos de tratamiento del ACVI, los hospitales tienen diferentes capacidades, y por consenso internacional se han establecido 3 niveles (1 a 3). Los centros de ACV de nivel 1 cubren un espectro completo de atención endovascular, hacen un número mínimo de trombectomías mecánicas, tienen unidades neurológicas especiales para el cuidado intensivo del ACV, y servicios de neurocirugía completos.

El nivel 2 requiere al menos 100 pacientes de ACV por año, una unidad de ACV y un mínimo de 50 trombectomías mecánicas, pero no se requieren unidades neurointensivas y neuroquirúrgicas. El nivel 3 requiere solo un mínimo de 50 pacientes al año y una unidad de ACV. En EE. UU., para la atención del ACV existen 4 centros de diferente nivel: centro integral de ACV; centro de ACV listo para trombectomía; centro para la atención del ACV agudo. Todos tienen diferentes capacidades para brindar atención a los pacientes con ACV.

Hasta la fecha, la mayoría de las investigaciones sobre tratamiento trombolítico del ACVI en Unidades Móviles, han examinado las pautas establecidas de tiempo, como el alerta hasta el momento de tratamiento y el tiempo de evolución (N. del T: la última vez que el paciente estuvo bien hasta comienzo del tratamiento), y halló mejores tiempos con las Unidades Móviles.

Por otra parte, para la evaluación y control remoto por un neurólogo, se suele usar la telemedicina y, en general el Telestroke, con el que los especialistas tienen acceso a zonas rurales, remotas y áreas de pocos recursos.

Se ha demostrado que el telestroke, una comunicación audiovisual de 2 vías entre especialistas en ACV y médicos no especializados en neurología, es seguro y efectivo, tanto en zonas rarales como urbanas. Sin embargo, aunque el telestroke puede mejorar el acceso y reducir los tiempos, no está claro si los resultados clínicos mejoran, por lo tano, las guías recomiendan usarlo para la toma de decisiones para el tratamiento trombolítico.

Imágenes en accidente cerebrovascular agudo

El ACV-IA y la hemorragia intracerebral no se pueden distinguir clínicamente mientras que el tratamiento con trombolíticos es eficaz en el primero y dañino en la segunda.

Por lo tanto, en todos los pacientes con sospecha de ACVI se debe hacer un estudio por imagen y, en la mayoría de los casos es suficiente una TC cerebral sin contraste. Como los resultados dependen del tiempo, las imágenes cerebrales deben hacerse lo más rápido posible, idealmente dentro de los 20 minutos de la llegada del paciente.

Para los pacientes que cumplen con los criterios para la recuperación endovascular del coágulo, se debe hacer una imagen vascular intracraneal no invasiva, siempre que no retrase la trombólisis intravenosa. Un barrera potencial para incluir la angiografía por TC además de la imagen inicial es el peligro de 1la nefropatía inducida por sustancia de contraste.

No obstante, la evidencia muestra que el riesgo de usar contraste antes de conocer la concentración de creatinina en los pacientes sin insuficiencia renal conocida es bajo, y muchas guías radiológicas recomiendan no preocuparse por los retrasos atendiendo a los valores de la creatinina.

Alberta Stroke Program Early CT Score (ASPECTOS) es una medida de los cambios isquémicos tempranos en la TC cerebral sin contraste. Se trata de un puntaje prospectivamente validado que da puntos por cada 1 de las 10 regiones irrigadas por las arterias cerebrales medias, que no muestran cambios isquémicos precoces.

Para medir la cantidad y el momento del flujo sanguíneo en ciertas áreas del cerebro, los estudios de perfusión usan contraste, ya que puede identificar zonas que han sido dañadas en forma irreversible o que, al no lograr la reperfusión, están en riesgo de lesionarse.

Es posible que las áreas con un flujo sanguíneo muy bajo sufran una lesión irreversible, mientras que las que tienen una irrigación sanguínea suficiente pero un tiempo de máxima función (Tmax) residual elevado hasta que la sangre llegue a esa área, están en riesgo, aunque no de lesión irreversible.

Trombolíticos intravenosos

En las últimas dos décadas, la base del manejo del ACVI ha sido intentar la reperfusión del tejido isquémico, mediante la trombólisis intravenosa. Pero, las recomendaciones para la elección de los pacientes y el lapso para el tratamiento han ido cambiando.

> Alteplasa

Los autores analizaron artículos de importancia histórica de la década de 1990 que incluyen ensayos fundamentales para el uso de la alteplasa intravenosa, sumados a otros trabajos actuales. El análisis de estos artículos puede consultarse en el original, especialmente en lo referente a dosis y tiempo de tratamiento.

Criterio clínico

Los criterios de exclusión para el uso de la alteplasa son diferentes en distintos países. Por ej., a los criterios usados en EE. UU., los centros europeos agregaron: edad >80 años, cualquier tratamiento anticoagulante oral independientemente del RIN (Relación Internacional Normalizada), antecedentes de ACV y de diabetes y, ACV severo.

Después de la publicación de los resultados del ensayo ECASS III, la guía de AHA/ASA recomendó usar de alteplasa intravenosa dentro de las 3-4,5 horas del tiempo de evolución, en pacientes que cumplen con los criterios de inclusión/exclusión utilizados en ese ensayo. Esta diferencia entre los ensayos y las  recomendaciones terapéuticas posteriores generó un debate sobre cuáles pacientes con ACV deben ser tratados con alteplasa intravenosa, y si tiene sentido utilizar diferentes criterios según la ventana de tiempo de tratamiento.

Un importante metaanálisis mostró que los beneficios terapéuticos de la alteplasa intravenosa fueron similares, independientemente de la edad o la gravedad del ACV. En 2016, AHA/ASA concluyó que los criterios adicionales del ECASS III no deben ser considerados exclusiones estrictas para el tratamiento intravenoso con alteplasa. En EE. UU. la FDA modificó su hoja de informes atendiendo a las actualizaciones. Los criterios de exclusión han disminuido y muchos pasaron a integrar el listado de “Advertencias y precauciones”.

> Selección de pacientes para la terapia con trombolíticos intravenosos (criterios basados en imágenes)

El ensayo DEFUSE fue un ensayo prospectivo de observación que usó imágenes de resonancia magnética (IRM) ponderadas por difusión y perfusión (PWI) para determinar las características de las imágenes asociadas con las respuestas a la alteplasa intravenosa, tanto las favorables como las desfavorables, dentro de las 3-6 horas del tiempo de evolución.

Este análisis definió un perfil de “desajuste objetivo” que identificó a los pacientes con una respuesta favorable a la reperfusión. Se han realizado numerosos ensayos y, aunque los criterios de imagen exactos han variado, el uso de criterios de selección basados en imágenes y no en el tiempo de ventana extendido para elegir a los pacientes que podrán ser sometidos a reperfusión intraarterial, parece ser seguro y efectivo; es decir, para Identificar a aquellos con una progresión más lenta que el promedio del inicio de los síntomas hasta completar el infarto.

Tenecteplasa, un activador del plasminógeno tisular alternativo

Se ha demostrado que la tenecteplasa posee mayor afinidad por la fibrina y una vida media más larga que la alteplasa. Se usa mucho para eventos coronarios agudos y, en ese contexto, tiene una tasa más baja de hemorragia sistémica que la alteplasa.

Un gran ensayo aleatorizado de 1.100 pacientes, con predominio de ACV con un puntaje medio NIHSS de 4, no mostró diferencias entre la tenecteplasa y la alteplasa en el resultado primario o en la  seguridad (hemorragia intracerebral sintomática).

En 2010, AHA/ASA emitió pautas para el manejo del ACV agudo con tenecteplasa, y declaró que “no se ha demostrado que el uso de un solo bolo IV de 0,4 mg/kg sea superior o no inferior a la arteplasa, pero podría considerarse como una alternativa, en pacientes con menor deterioro neurológico y sin oclusión intracraneana  mayor.”

En otro estudio importante, la hemorragia intracerebral sintomática ocurrió en el 3% de los grupos estudiados. Aún no hay acuerdo sobre la dosis óptima de tenecteplasa ,ya que la dosificación varía, pero en el estudio, la mayoría de los pacientes recibieron la dosis más elevada (0,1 mg/kg en el 6,8%; 0,25 mg/kg, en 24,6% y, 0,4 mg/kg en 68,6%).

Complicaciones de la terapia trombolítica

Durante la terapia trombolítica se deben identificar 2 complicaciones principales posibles, derivadas del tratamiento: hemorragia intracerebral y angioedema. Los hospitales deben tener protocolos para revertir la coagulopatía, mediante crioprecipitados o un complejo proteico concentrado, aunque ningún estudio ha demostrado que estas intervenciones sean beneficiosas.

El angioedema orofaríngeo puede comprometer las vías respiratorias y debe ser reconocido y corregido rápidamente, mediante la administración de esteroides, antihistamínicos e intubación, si fuera necesario. Otra recomendación está destinada a la trombectomía mecánica para el ACV-IA, que debe realizarse en menos de 6 horas.

El tratamiento endovascular para el ACV agudo con oclusión de grandes vasos ha revolucionado el cuidado de la isquemia más severa. Sin embargo, los estudios que compararon la trombectomía con el tratamiento convencional, sin imágenes para selección de pacientes, no mostraron beneficios de la trombectomía, ya que no usaron stents retrievers (N. del T: se recupera luego de la captación del trombo), reclutamiento bajo y tiempos de recanalización lentos.

Desde entonces, 9 estudios, 7 dentro del período de 6 horas y 2,en un período de hasta 16-24 horas, han demostrado resultados funcionales notablemente mejorados en los pacientes sometidos a tratamiento endovascular de los grandes vasos.

El ensayo clínico MR CLEAN fue el primero significativamente positivo sobre la eficacia de la trombectomía mecánica en el ACVI. Fue el único ensayo importante de tratamiento endovascular dentro de las 6 horas en el que principalmente se utilizó stents retrievers. Los resultados del ensayo THERAPY, que usó trombectomía más arteplasa, mostró resultados difíciles de evaluar pero no dañinos.

Debido a que la mayoría de los ensayos de tratamiento endovascular fueron interrumpidos precozmente, podrían reforzarse algunas dudas sobre la validez de los resultados, pero la existencia de muchos ensayos y análisis combinados que muestran resultados similares, es decir, la evidencia de que pacientes seleccionados, con ACVI por oclusión de grandes vasos, se benefician menos de la trombectomía luego de las 6 horas del tiempo de evolución. Se estima que casi el 10% de los ingresos hospitalarios por ACV agudo serían elegibles para la trombectomía, siguiendo los criterios de elegibilidad de los estudios analizados.

Intervenciones en la ventana de tiempo mayor a 6 horas: DAWN y DEFUSE 3

Después de múltiples ensayos que muestran resultados significativamente mejores con la terapia endovascular para la oclusión de grandes vasos pasadas las 6 horas del tiempo de evolución, se publicaron 2 estudios (DAWN y DEFUSE 3), que mostraron una gran mejoría funcional en los pacientes con un tiempo de evolución >6 horas.

Para seleccionar a los pacientes, ambos ensayos tenían criterios estrictos para las imágenes. ¿Quién tendría más probabilidades de beneficiarse de la trombectomía demorada debido a la identificación de aquellos sin grandes áreas de infarto establecido?

Los ensayos utilizaron un software denominado RAPID, para analizar las imágenes de la TC o la perfusión en las IRM e identificar el infarto central y las áreas de penumbra o de tejido potencialmente recuperable. El ensayo DAWN incorporaron pacientes que fueron identificado 6 a 24 horas del inicio del cuadro, con oclusión de una arteria importante.

Aunque EL tiempo de ventana fue más corto, casi 60% más pacientes fueron elegibles para el estudio DEFUSE 3. Este ensayo también se detuvo precozmente debido al impresionante beneficio observado. En conjunto, estos 2 estudios de alta calidad fueron la base para que la AHA recomendara la trombectomía mecánica hasta 16 horas desde el inicio del cuadro, para pacientes cuidadosamente seleccionados.

> Dispositivos y técnicas (stent retriever, catéteres de aspiración)

Aparte de los stents retrievers, como Solitaire y Trevor, utilizados en los principales estudios que mostraron la eficacia de la trombectomía después de la alteplasa intravenosa vs. alteplasa sola, existen otros dispositivos y técnicas que se usan para la trombectomía, con diferentes niveles de evidencia. Los dispositivos anteriores, incluidos el dispositivo Merci y los catéteres de aspiración Penumbra con separadores, no fueron eficaces en los ensayos.

El uso como primera elección de la aspiración de contacto vs. stent retriver para la trombectomía en grandes arterias está evolucionando como una técnica común, pero todavía falta evidencia definitiva para apoyar su uso.

Esta técnica, específicamente la denominada “aspiración directa como técnica de primer paso, ha sido poco estudiada pero se tiene la esperanza de que logre una reperfusión mayor y más temprana a un menor costo que la de trombectomía. Esencialmente, los datos actuales sostienen la equivalencia del tratamiento de primera línea con aspiración y stent retriever.

Intubación vs. sedación consciente para la trombectomía mecánica

La controversia sobre cuál el manejo óptimo durante el tratamiento endovascular todavía continúa. En general, estudios no aleatorizados han hallado que la anestesia general empeora el resultado funcional y se acompaña de una tasa mayor de mortalidad, pero algunos ensayos aleatorizados, de un centro único, no hallaron diferencia en la mortalidad por la anestesia general vs. sedación consciente, con mejores resultados funcionales en algunos ensayos.

El inconveniente de muchos de los estudios realizados es que la decisión de usar anestesia general o sedación consciente se trasladó al equipo de tratamiento, de modo que algunos lugares recurrieron siempre a la anestesia general y otros a la sedación consciente. Los autores expresan que todavía es difícil sacar conclusiones.

También es importante reconocer que los ensayos fueron diseñados para evitar la presión arterial extrema, que la tasa de conversión de sedación consciente a anestesia general fue elevada, y no se observaron diferencias significativas en el tiempo hasta el pinchazo en la ingle.

En 2019, AHA/ASA concluyeron que es razonable seleccionar una técnica anestésica durante la terapia endovascular para el ACVI, según la evaluación de cada factor de riesgo, el desempeño técnico del procedimiento y otras características clínicas.”

Manejo de factores fisiológicos

> Manejo de la presión arterial en el ACV agudo

El manejo de la presión arterial debe estar equilibrado con muchos factores, como elevar la presión para mejorar la perfusión tisular pero con el mayor riesgo de hemorragia o daño secundario en áreas del cerebro ya infartadas.

Con estos factores competitivos, la presión arterial óptima para cualquier paciente varía según si hubo tratamiento previo con trombolíticos o embolectomía, y cómo se halla la permeabilidad de los principales vasos y la perfusión cerebral, si es que estos factores son conocidos.

La guía para ACV agudo de AHA/ASA 2019 recomienda: “En pacientes con presión arterial ≥220/120 mm Hg sin alteplasa IV o trombectomía endovascular y sin comorbilidades que requieran tratamiento antihipertensivo agudo, el beneficio de iniciar o reiniciar el tratamiento antihipertensivo dentro de las primeras 48 a 72 horas es incierto. Podría ser razonable reducir un 15% la presión arterial durante las primeras 24 horas después del inicio del ACV.”

Los protocolos para los ensayos trombolíticos informan que la presión arterial debe controlarse por debajo de 180/105 mm Hg, después del tratamiento trombolítico. Una encuesta mostró que los objetivos de presión arterial sistólica para pacientes con recanalización completa varió ampliamente: 120-139 mm Hg en 36%, 140-159 mm Hg en 21% y <180 mm Hg, en 28%.

En una numerosa encuesta, los objetivos de presión arterial para pacientes con reperfusión fallida fueron generalmente más elevados, aunque el 43% de los encuestados acepta cualquier valor< 180 mm Hg, y otro 10%, <220 mm Hg.

> Posición del paciente

Además de la presión arterial permisiva, el paciente con ACV agudo debe permanecer en decúbito supino (con la cabeza de la cama plana), con el fin de aumentar la perfusión cerebral, como ha sido demostrado en pequeños estudios de evaluación fisiológica. Pero esta ventaja potencial trae consigo un riesgo potencial mayor de aspiración. Los resultados obtenidos son discordantes.

> Manejo de la glucemia

La hiperglucemia persistente durante el ACV agudo se ha asociado con malos resultados. Sin embargo, no está claro si el control más estricto de la glucemia sería beneficioso.

> Manejo del oxigeno

Las pautas de AHA/ASA recomiendan Osuplementario para mantener la saturación >94%. Algunos sostienen que el Osuplementario debe ofrecerse a todos los pacientes con ACV agudo.

Manejo antitrombótico agudo para la prevención secundaria

Luego de un ataque isquémico transitorio (AIT), el manejo tiene 2 objetivos principales: minimizar la discapacidad generada por el evento agudo y disminuir la probabilidad de otro ACV.

El riesgo de ACV recurrente es más elevado enseguida de la presentación, cuando presumiblemente todavía están en juego los factores que llevaron al evento actual (por ej., ruptura de la placa aterosclerótica con trombo) Por lo tanto, las estrategias para la prevención secundaria del ACV serán más exitosas si se implementan tan pronto como sea posible.

Tratamientos emergentes

Los tratamientos emergentes para el manejo del ACVI surgen de la investigación sobre indicaciones en expansión para la trombectomía, la terapia con células madre y la neuroprotección. El gran adelanto que han experimentado las imágenes hace que sean cada vez más utilizadas para seleccionar a los pacientes con mayor probabilidad de beneficiarse de la trombectomía. Sin embargo, los autores se preguntan si incluso si el beneficio para los pacientes con imágenes menos favorables superaría el riesgo de la trombectomía, establecido en una TC cerebral sin contraste.

Estos estudios pueden ayudar a determinar si los pacientes con infartos más grandes a los habituales pueden ser beneficiados. Tampoco está claro si la trombectomía debe hacerse en pacientes de poca gravedad. El tiempo de reperfusión sigue siendo el predictor del resultado del tratamiento endovascular, por lo que es deseable poder hacer un triaje directo en la sala de angiografía.

Actualmente se advierte el interés los médicos por el uso de células madre en la fase aguda del ACV, con la esperanza da lograr una recuperación temprana de la función neurológica. Sin embargo, los autores de una importante revisión no hallaron evidencia que sustente su uso en el ACVI. Debido al interés por extender el tiempo en que las neuronas pueden sobrevivir a la isquemia hasta la recanalización u otras formas de reperfusión, se tiene la expectativa de lograr la neuroprotección.

Un neuroprotector ideal debe tener pocos efectos adversos y ser fácil de usar en la fase más temprana del ACV, ya sea en el sitio o en la etapa prehospitalaria. Los autores lamentan que, a pesar de la extensa investigación y algunos buenos resultados, no se ha demostrado su eficacia en los seres humanos.

Las pautas AHA/ASA 2019 recomiendan no usar agentes neuroprotectores, aunque la investigación continúa, con el fin de hallar agentes o estrategias que puedan proporcionar neuroprotección en el ACVI; las más prometedoras son las relacionadas con la liberación intraarterial de fármacos, células madre e hipotermia local.

Guías

Muchas organizaciones de ACV en todo el mundo revisan periódicamente la literatura disponible y actualizan las pautas para el manejo del ACV-IA. Las pautas para el manejo del ACV que se actualizan periódicamente (incorporando la nueva evidencia) son “guías vivas”, como las del Reino Unido, Canadá y Australia.

Estas guías son similares pero difieren en el énfasis de la recomendación que se hace sobre los datos recién publicados, y en los diferentes grados de exigencia para la calidad de los datos aceptados. Se alienta a los médico0s a buscar periódicamente las actualizaciones de las guías, ya que su actualización es un continuum, pues el  campo de la atención del ACV agudo es dinámico y evolutivo.

Conclusiones

El manejo del ACVI ha sufrido muchos cambios. En los últimos años; más pacientes reciben tratamiento para minimizar la discapacidad a largo plazo.

Un avance crítico ha sido el establecimiento de sistemas organizados de atención regional para ACV, que pueden identificar rápidamente en el campo, a los pacientes con ACV y contar con soporte para sus decisiones, para trasladar a los pacientes a centros apropiados que puedan proporcionarles el cuidado apropiado, es decir, hacer la evaluación clínica y las imágenes, con la participación de especialistas en determinar la elegibilidad de los pacientes para la administración rápida de trombolíticos intravenosos y la realización de una trombectomía endovascular.

Los dispositivos disponibles para la trombectomía endovascular continúan mejorando, como así el procedimiento adecuado y el manejo subagudo de los pacientes. También es importante el momento en que se deben comenzar a aplicar las medidas agudas destinadas a prevenir los ACV adicionales, en esta población de alto riesgo. La aplicación adecuada de los tratamientos disponibles es crucial para optimizar los resultados de pacientes con ACV.

Resumen y comentario objetivo: Dra. Marta Papponneti

Referencias bibliográficas

1 Benjamin EJ, Muntner P, Alonso A, et al, Comité de Estadísticas de Prevención y Epidemiología del Consejo de la Asociación Americana del Corazón y Subcomité de Estadísticas de Accidentes Cerebrovasculares. Estadísticas de enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares: actualización de 2019: informe de la Asociación Estadounidense del Corazón. Circulación 2019; 139: e56-528. doi: 10.1161 / CIR.0000000000000659

2 Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares rt-PA Grupo de estudio de accidentes cerebrovasculares. Activador tisular del plasminógeno para el ictus isquémico agudo. N Engl J Med 1995; 333: 1581-7. doi: 10.1056 / NEJM199512143332401

3 Hacke W, Kaste M, Bluhmki E, et al, ECASS Investigators. Trombólisis con alteplasa de 3 a 4,5 horas después del accidente cerebrovascular isquémico agudo. N Engl J

Med 2008; 359: 1317-29. doi: 10.1056 / NEJMoa0804656

4 Goyal M, Menon BK, van Zwam WH, et al, colaboradores de HERMES. Trombectomía endovascular después de un accidente cerebrovascular isquémico de grandes vasos: un metanálisis de datos de pacientes individuales de cinco ensayos aleatorios. Lancet 2016; 387: 1723-31. doi: 10.1016 / S0140-6736 (16) 00163-X

5 Albers GW, Marks MP, Kemp S, et al, DEFUSE 3 Investigators. Trombectomía por accidente cerebrovascular a las 6 a 16 horas con selección por imágenes de perfusión. N Engl J Med 2018; 378: 708-18. doi: 10.1056 / NEJMoa1713973

6 Nogueira RG, Jadhav AP, Haussen DC, et al, DAWN Trial Investigators. Trombectomía de 6 a 24 horas después del accidente cerebrovascular con desajuste entre déficit e infarto. N Engl J Med 2018; 378: 11-21. doi: 10.1056 / NEJMoa1706442

7 Emberson J, Lees KR, Lyden P, et al, Grupo Colaborativo de Ensayos de Trombolisis de Accidentes Cerebrovasculares. Efecto del retraso del tratamiento, la edad y la gravedad del accidente cerebrovascular sobre los efectos de la trombólisis intravenosa con alteplasa para el accidente cerebrovascular isquémico agudo: un metanálisis de datos de pacientes individuales de ensayos aleatorizados. Lancet 2014; 384: 1929-35. doi: 10.1016 / S0140-6736 (14) 60584-5

8 Fonarow GC, Zhao X, Smith EE, et al. Tiempos puerta a aguja para la administración del activador del plasminógeno tisular y resultados clínicos en el accidente cerebrovascular isquémico agudo antes y después de una iniciativa de mejora de la calidad. JAMA 2014; 311: 1632-40. doi: 10.1001 / jama.2014.3203

9 Saver JL, Goyal M, van der Lugt A y otros, HERMES Collaborators. Tiempo hasta el tratamiento con trombectomía endovascular y resultados del accidente cerebrovascular isquémico: un metaanálisis. JAMA 2016; 316: 1279-88.doi: 10.1001 / jama.2016.13647

10 Powers WJ, Rabinstein AA, Ackerson T, et al. Pautas para el manejo temprano de pacientes con accidente cerebrovascular isquémico agudo: Actualización de 2019 de las Pautas de 2018 para el manejo temprano del accidente cerebrovascular isquémico agudo: una guía para profesionales de la salud de la American Heart Association / American Stroke Association. Carrera 2019; 50: e344-418. doi: 10.1161 / STR.0000000000000211

11 Pierot L, Jayaraman MV, Szikora I, et al, Federación Asiático-Australiana de Neurorradiología Intervencionista y Terapéutica (AAFITN), Sociedad de Neurorradiología de Australia y Nueva Zelanda (ANZSNR), Sociedad Americana de Neurorradiología (ASNR), Sociedad Canadiense de Neurorradiología (CSNR) ), Sociedad Europea de Terapia Neurológica Mínimamente Invasiva (ESMINT), Sociedad Europea de Neurorradiología (ESNR), Organización Europea de Accidentes Cerebrovasculares (ESO), Sociedad Japonesa de Terapia NeuroEndovascular (JSNET), Sociedad Francesa de Neurorradiología (SFNR) Sociedad Iberolatinoamericana de Neurorradiología Diagnóstica y Terapéutica (SILAN), Sociedad de Cirugía Neurointervencionista (SNIS), Sociedad de Neurología Vascular e Intervencionista (SVIN), Organización Mundial de Accidentes Cerebrovasculares (WSO), Federación Mundial de Neurorradiología Intervencionista (WFITN).Estándares de práctica en la intervención del accidente cerebrovascular isquémico agudo: recomendaciones internacionales.J Neurointerv Surg 2018; 10: 1121-6. doi: 10.1136 / neurintsurg-2018-014287

12 Adeoye O, Nyström KV, Yavagal DR, et al. Recomendaciones para el establecimiento de sistemas de atención de accidentes cerebrovasculares: actualización de 2019. Carrera 2019; 50: e187-210. doi: 10.1161 / STR.0000000000000173

13 Benoit JL, Khatri P, Adeoye OM, et al. Triaje prehospitalario de pacientes con accidente cerebrovascular isquémico agudo en un hospital preparado para tPA intravenoso frente a un hospital preparado para endovasculares: análisis de decisiones Prehosp Emerg Care 2018; 22: 722-33. doi: 10.1080 / 10903127.2018.1465500

14 Froehler MT, Saver JL, Zaidat OO y otros, STRATIS Investigators. El traslado interhospitalario antes de la trombectomía se asocia con retraso en el tratamiento y peor resultado en el registro STRATIS (evaluación sistemática de pacientes tratados con dispositivos de neurotombectomía por accidente cerebrovascular isquémico agudo). Circulación 2017; 136: 2311-21.doi: 10.1161 / CIRCULATIONAHA.117.028920

15 Behrndtz A, Johnsen SP, Valentin JB, et al. TRIAGE-STROKE: estrategia de tratamiento en oclusión aguda de vasos grandes: priorizar el tratamiento intravenoso o endovascular: un ensayo aleatorizado. Int J Stroke 2019; 1747493019869830. doi: 10.1177 / 1747493019869830

16 Vidale S, Agostoni E. Escalas de accidente cerebrovascular prehospitalario y oclusión de vasos grandes: una revisión sistemática. Acta Neurol Scand 2018; 138: 24-31.doi: 10.1111 / ane.12908

17 Kim JT, Chung PW, Starkman S, et al, Ensayo FAST-MAG (Administración de campo de la terapia contra el accidente cerebrovascular: magnesio) Enfermeras coordinadoras e investigadores. Validación de campo de la escala motora de Los Ángeles como herramienta para la evaluación paramédica de la gravedad del accidente cerebrovascular. Accidente cerebrovascular 2017; 48: 298-306. doi: 10.1161 / STROKEAHA.116.015247

18 Katz BS, McMullan JT, Sucharew H, Adeoye O, Broderick JP. Diseño y validación de una escala prehospitalaria para predecir la gravedad del ictus: Cincinnati Prehospital Stroke Severity Scale. Accidente cerebrovascular 2015; 46: 1508-12. doi: 10.1161 / STROKEAHA.115.008804

19 Pérez de la Ossa N, Carrera D, Gorchs M, et al. Diseño y validación de una escala de ictus prehospitalario para predecir una gran oclusión arterial: la escala de evaluación rápida de la oclusión arterial. Accidente cerebrovascular 2014; 45: 87-91. doi: 10.1161 / STROKEAHA.113.003071

20 Teleb MS, Ver Hage A, Carter J, Jayaraman MV, McTaggart RA. Evaluación de la visión, afasia, negligencia (VAN) de accidente cerebrovascular: una nueva herramienta emergente de detección de oclusión de grandes vasos: estudio piloto y comparación con los índices de gravedad clínica actuales. J Neurointerv Surg 2017; 9: 122-6. doi: 10.1136 / neurintsurg-2015-012131

21 Scheitz JF, Abdul-Rahim AH, MacIsaac RL, et al, Comité Científico de SITS. Estrategias de selección clínica para identificar pacientes con ictus isquémico con oclusión del vaso anterior grande: resultados de SITS-ISTR (Safe Implementation of Thrombolysis in Stroke International Stroke Thrombolysis Registry). Accidente cerebrovascular 2017; 48: 290-7. doi: 10.1161 / STROKEAHA.116.014431

22 Vidale S, Arnaboldi M, Frangi L, Longoni M, Monza G, Agostoni E. The Large Arttery Intracranial Occlusion Stroke Scale: Una nueva herramienta con alta precisión para predecir la oclusión de grandes vasos. Delantero Neurol 2019; 10: 130. doi: 10.3389 / fneur.2019.00130

23 Calderon VJ, Kasturiarachi BM, Lin E, Bansal V, Zaidat OO. Revisión de la experiencia de la unidad de ictus móvil en todo el mundo. Interv Neurol 2018; 7: 347-58. doi: 10.1159 / 000487334 24 Helwig SA, Ragoschke-Schumm A, Schwindling L, et al. Manejo prehospitalario de accidentes cerebrovasculares optimizado mediante el uso de puntuación clínica frente a la unidad móvil de accidentes cerebrovasculares para la clasificación de pacientes con accidente cerebrovascular: un ensayo clínico aleatorizado. JAMA Neurol 2019. doi: 10.1001 / jamaneurol.2019.2829

25 Kepplinger J, Barlinn K, Deckert S, Scheibe M, Bodechtel U, Schmitt J. Seguridad y eficacia de la trombólisis en el trazo eléctrico: una revisión sistemática y un metanálisis. Neurología 2016; 87: 1344-51. doi: 10.1212 / WNL.0000000000003148

26 Zhang D, Shi L, Ido MS, et al. Impacto de la participación en una red de Telestroke en los resultados clínicos. Resultados de la Circ Cardiovasc Qual 2019; 12: e005147. doi: 10.1161 / CIRCOUTCOMES.118.005147

27 Ehrlich ME, Turner HL, Currie LJ, Wintermark M, Worrall BB, Southerland AM. Seguridad de la angiografía por tomografía computarizada en la evaluación de pacientes con accidente cerebrovascular agudo: una experiencia de un solo centro. Accidente cerebrovascular 2016; 47: 2045-50. doi: 10.1161 / STROKEAHA.116.013973

28 Lima FO, Lev MH, Levy RA, et al. La TC con contraste funcional para la evaluación del accidente cerebrovascular isquémico agudo no aumenta el riesgo de nefropatía inducida por contraste. AJNR Am J Neuroradiol 2010; 31: 817-21. doi: 10.3174 / ajnr.A1927

29 Hopyan JJ, Gladstone DJ, Mallia G, et al. Seguridad renal de la angiografía por TC y las imágenes de perfusión en la evaluación de emergencia de un accidente cerebrovascular agudo. AJNR Am J Neuroradiol 2008; 29: 1826-30. doi: 10.3174 / ajnr.A1257

30 Ang TE, Bivard A, Levi C, et al. TC multimodal en ictus agudo: ¿esperar una creatinina sérica antes de administrar contraste intravenoso? ¡No! Int J Stroke 2015; 10: 1014-7. doi: 10.1111 / ijs.12605

31 ACR-ASNR-SIR-SNIS Parámetro de práctica para la realización de embolectomía endovascular y revascularización en el ictus agudo. 2018. https://www.acr.org/-/media/ACR/Files/Practice-Parameters/Acute-Stroke.pdf?la=en . 32 Ma H, Campbell BCV, Parsons MW, et al, EXTEND Investigators. Trombólisis guiada por imágenes de perfusión hasta 9 horas después del inicio del accidente cerebrovascular. N Engl J Med 2019; 380: 1795-803. doi: 10.1056 / NEJMoa1813046

33 Hacke W, Kaste M, Fieschi C, et al, Estudio cooperativo europeo de accidentes cerebrovasculares agudos (ECASS). Trombólisis intravenosa con activador de plasminógeno tisular recombinante para el accidente cerebrovascular hemisférico agudo. JAMA 1995; 274: 1017-25. doi: 10.1001 / jama.1995.03530130023023

34 Hacke W, Kaste M, Fieschi C, et al, Investigadores del segundo estudio europeo-australiano de accidentes cerebrovasculares agudos. Ensayo aleatorizado doble ciego controlado con placebo de la terapia trombolítica con alteplasa intravenosa en el accidente cerebrovascular isquémico agudo (ECASS II). Lancet 1998; 352: 1245-51. doi: 10.1016 / S0140-6736 (98) 08020-9

35 Clark WM, Wissman S, Albers GW, Jhamandas JH, Madden KP, Hamilton S. Activador de plasminógeno de tipo tisular recombinante (Alteplase) para accidente cerebrovascular isquémico de 3 a 5 horas después del inicio de los síntomas. El estudio ATLANTIS: un ensayo controlado aleatorio. Trombólisis de alteplasa para el tratamiento agudo no intervencionista en el accidente cerebrovascular isquémico. JAMA 1999; 282: 2019-26. doi: 10.1001 / jama.282.21.2019

36 Clark WM, Albers GW, Madden KP, Hamilton S. El ensayo de rtPA (alteplasa) de 0 a 6 horas de accidente cerebrovascular agudo, parte A (A0276g): resultados de un estudio multicéntrico, doble ciego, controlado con placebo. Terapia tromblítica en investigadores del estudio de accidente cerebrovascular isquémico agudo. Accidente cerebrovascular 2000; 31: 811-6. doi: 10.1161 / 01.STR.31.4.811

37 Hacke W, Donnan G, Fieschi C, et al, Investigadores de ensayos de AT LANTIS, Investigadores de ensayos de ECASS, Investigadores del grupo de estudio NINDS rt-PA. Asociación del resultado con el tratamiento temprano del accidente cerebrovascular: análisis combinado de los ensayos de accidente cerebrovascular ATLANTIS, ECASS y NINDS rt-PA. Lancet 2004; 363: 768-74. doi: 10.1016 / S0140-6736 (04) 15692-4

38 Del Zoppo GJ, Saver JL, Jauch EC, Adams HPJr American Heart Association Stroke Council. Ampliación de la ventana de tiempo para el tratamiento del accidente cerebrovascular isquémico agudo con activador del plasminógeno tisular intravenoso: un aviso científico de la American Heart Association / American Stroke Association. Accidente cerebrovascular 2009; 40: 2945-8. doi: 10.1161 / STROKEAHA.109.192535

39 Demaerschalk BM, Kleindorfer DO, Adeoye OM, et al, Consejo y Consejo de Epidemiología y Prevención de Accidentes Cerebrovasculares de la American Heart Association. Justificación científica de los criterios de inclusión y exclusión de la alteplasa intravenosa en el accidente cerebrovascular isquémico agudo: una declaración para los profesionales sanitarios de la American Heart Association / American Stroke Association. Accidente cerebrovascular 2016; 47: 581-641. doi: 10.1161 / STR.0000000000000086

40 Albers GW, Thijs VN, Wechsler L, et al, DEFUSE Investigators. Los perfiles de resonancia magnética predicen la respuesta clínica a la reperfusión temprana: el estudio de evaluación de imágenes de difusión y perfusión para comprender la evolución del ictus (DEFUSE) Ann Neurol 2006; 60: 508-17. doi: 10.1002 / ana.20976

41 Thomalla G, Cheng B, Ebinger M, et al, STIR y VISTA Imaging Investigators. Desajuste DWI-FLAIR para la identificación de pacientes con accidente cerebrovascular isquémico agudo dentro de las 4 · 5 h de la aparición de los síntomas (PRE-FLAIR): un estudio observacional multicéntrico. Lancet Neurol 2011; 10: 978-86. doi: 10.1016 / S1474-4422 (11) 70192-2

42 Thomalla G, Simonsen CZ, Boutitie F, et al, WAKE-UP Investigators. Trombólisis guiada por resonancia magnética para accidentes cerebrovasculares con tiempo de inicio desconocido. N Engl J Med 2018; 379: 611-22. doi: 10.1056 / NEJMoa1804355

43 Campbell BCV, Ma H, Ringleb PA, et al, EXTEND, ECASS-4 y EPITHET Investigators. Extensión de la trombólisis a 4.5-9 horas y accidente cerebrovascular al despertar mediante imágenes de perfusión: una revisión sistemática y metanálisis de datos de pacientes individuales. Lancet 2019; 394: 139-47. doi: 10.1016 / S0140-6736 (19) 31053-0

44 Haley ECJr, Thompson JLP, Grotta JC, et al, Tenecteplase in Stroke Investigators. Ensayo de fase IIB / III de tenecteplasa en el ictus isquémico agudo: resultados de un ensayo clínico aleatorizado terminado de forma prematura. Accidente cerebrovascular 2010; 41: 707-11. doi: 10.1161 / STROKEAHA.109.572040

45 Huang X, Cheripelli BK, Lloyd SM, et al. Alteplasa versus tenecteplasa para la trombólisis después de un accidente cerebrovascular isquémico (ATTEST): un estudio de fase 2, aleatorizado, abierto y de punto final ciego. Lancet Neurol 2015; 14: 368-76. doi: 10.1016 / S1474-4422 (15) 70017-7

46 Parsons M, Spratt N, Bivard A y col. Un ensayo aleatorio de tenecteplasa versus alteplasa para el accidente cerebrovascular isquémico agudo. N Engl J Med 2012; 366: 1099-107. doi: 10.1056 / NEJMoa1109842

47 Logallo N, Novotny V, Assmus J, et al. Tenecteplasa versus alteplasa para el tratamiento del accidente cerebrovascular isquémico agudo (NOR-TEST): un ensayo de fase 3, aleatorizado, abierto y de punto final ciego Lancet Neurol 2017; 16: 781-8. doi: 10.1016 / S1474-4422 (17) 30253-3

48 Campbell BCV, Mitchell PJ, Churilov L, et al, EXTEND-IA TNK Investigators. Tenecteplasa versus alteplasa antes de la trombectomía para el accidente cerebrovascular isquémico. N Engl J Med 2018; 378: 1573-82. doi: 10.1056 /

NEJMoa1716405

49 Campbell BC, Mitchell PJ, Churilov L, et al, EXTEND-IA TNK Investigators. Tenecteplasa versus alteplasa antes de la trombectomía endovascular (EXTEND-IA TNK): un estudio multicéntrico, aleatorizado y controlado. Int J Stroke 2018; 13: 328-34. doi: 10.1177 / 1747493017733935

50 Burgos AM, Saver JL. Evidencia de que la tenecteplasa no es inferior a la alteplasa para el accidente cerebrovascular isquémico agudo. Carrera 2019; 50: 2156-62. doi: 10.1161 / STROKEAHA.119.025080

51 Yaghi S, Willey JZ, Cucchiara B, et al, American Heart Association Stroke Council; Consejo de Enfermería Cardiovascular y de Accidentes Cerebrovasculares; Consejo de Cardiología Clínica; y el Consejo de Calidad de la Atención e Investigación de Resultados. Tratamiento y resultado de la transformación hemorrágica después de la alteplasa intravenosa en el accidente cerebrovascular isquémico agudo: una declaración científica para profesionales de la salud de la American Heart Association / American Stroke Association. Accidente cerebrovascular 2017; 48: e343-61. doi: 10.1161 / STR.0000000000000152

52 Broderick JP, Palesch YY, Demchuk AM, et al, Investigadores de Manejo Intervencionista de Accidentes Cerebrovasculares (IMS) III. Terapia endovascular después de t-PA intravenoso versus t-PA solo para el accidente cerebrovascular. N Engl J Med 2013; 368: 893-903. doi: 10.1056 / NEJMoa1214300

53 Kidwell CS, Jahan R, Gornbein J, et al, MR RESCUE Investigators. Un ensayo de selección de imágenes y tratamiento endovascular para el accidente cerebrovascular isquémico. N Engl J Med 2013; 368: 914-23. doi: 10.1056 / NEJMoa1212793

54 Ciccone A, Valvassori L, Nichelatti M, et al, SYNTHESIS Expansion Investigators. Tratamiento endovascular del ictus isquémico agudo. N Engl J Med 2013; 368: 904-13. doi: 10.1056 / NEJMoa1213701

55 Alberts MJ, Shang T, Magadan A. Terapia endovascular para el accidente cerebrovascular isquémico agudo: el amanecer de una nueva era. JAMA Neurol 2015; 72: 1101-3. doi: 10.1001 / jamaneurol.2015.1743

56 Berkhemer OA, Fransen PS, Beumer D, et al, MR CLEAN Investigators. Un ensayo aleatorizado de tratamiento intraarterial para el accidente cerebrovascular isquémico agudo. N Engl J Med 2015; 372: 11-20. doi: 10.1056 / NEJMoa1411587

57 Goyal M, Demchuk AM, Menon BK, et al, investigadores del ensayo ESCAPE. Evaluación aleatoria del tratamiento endovascular rápido del accidente cerebrovascular isquémico. N Engl J Med 2015; 372: 1019-30. doi: 10.1056 / NEJMoa1414905

58 Campbell BC, Mitchell PJ, Kleinig TJ, et al, EXTEND-IA Investigators. Terapia endovascular para el accidente cerebrovascular isquémico con selección de imágenes de perfusión. N Engl J Med 2015; 372: 1009-18. doi: 10.1056 / NEJMoa1414792

59 Saver JL, Goyal M, Bonafe A, et al, SWIFT PRIME Investigators. Trombectomía con stentretriever después de t-PA intravenoso frente a t-PA solo en el accidente cerebrovascular. N Engl J Med 2015; 372: 2285-95. doi: 10.1056 / NEJMoa1415061 60 Jovin TG, Chamorro A, Cobo E, et al, REVASCAT Trial Investigators. Trombectomía dentro de las 8 horas posteriores al inicio de los síntomas en el accidente cerebrovascular isquémico. N Engl J Med 2015; 372: 2296-306. doi: 10.1056 / NEJMoa1503780 61 Mocco J, Zaidat OO, von Kummer R, et al, THERAPY Trial Investigators *. Trombectomía por aspiración después de alteplasa intravenosa versus alteplasa intravenosa sola. Accidente cerebrovascular 2016; 47: 2331-8. doi: 10.1161 / STROKEAHA.116.013372

62 Bracard S, Ducrocq X, Mas JL, et al, investigadores de THRACE. Trombectomía mecánica después de alteplasa intravenosa versus alteplasa sola después de un accidente cerebrovascular (THRACE): un ensayo controlado aleatorio. Lancet Neurol 2016; 15: 1138-47. doi: 10.1016 / S1474-4422 (16) 30177-6

63 Muir KW, Ford GA, Messow CM, et al, PISTE Investigators. Terapia endovascular para el accidente cerebrovascular isquémico agudo: ensayo controlado aleatorizado de evaluación pragmática de trombectomía por accidente cerebrovascular isquémico (PISTE). J Neurol Neurosurg Psychiatry 2017; 88: 38-44. doi: 10.1136 / jnnp-2016-314117

64 Almekhlafi MA, Hill MD, Roos YM, et al. La lateralidad del accidente cerebrovascular no modificó los resultados en el metanálisis de HERMES de datos de pacientes individuales de 7 ensayos. Carrera 2019; 50: 2118-24. doi: 10.1161 / STROKEAHA.118.023102

65 McMeekin P, White P, James MA, Price CI, Flynn D, Ford GA. Estimación del número de pacientes con accidente cerebrovascular en el Reino Unido elegibles para trombectomía endovascular. Eur Stroke J 2017; 2: 319-26. doi: 10.1177 / 2396987317733343

66 Jadhav AP, Desai SM, Kenmuir CL, et al. Elegibilidad para la inscripción en ensayos endovasculares en el período de tiempo de 6 a 24 horas: análisis de un único centro integral de accidentes cerebrovasculares. Accidente cerebrovascular 2018; 49: 1015-7. doi: 10.1161 / STROKEAHA.117.020273

67 Campbell BC, Hill MD, Rubiera M, et al. Seguridad y eficacia de la trombectomía con stent solitario: metanálisis de datos de pacientes individuales de ensayos aleatorizados. Accidente cerebrovascular 2016; 47: 798-806. doi: 10.1161 / STROKEAHA.115.012360

68 Zaidat OO, Yoo AJ, Khatri P, et al, Colaboradores de clasificación de revascularización angiográfica cerebral (CARG), grupo de trabajo de revascularización STIR, Grupo de trabajo de trombólisis en infarto cerebral STIR (TICI). Recomendaciones sobre los estándares de clasificación de revascularización angiográfica para el accidente cerebrovascular isquémico agudo: una declaración de consenso. Accidente cerebrovascular 2013; 44: 2650-63. doi: 10.1161 / STROKEAHA.113.001972

69 Saver JL, Jahan R, Levy EI, et al, SWIFT Trialists. Dispositivo de restauración Solitaire Flow versus Merci Retriever en pacientes con accidente cerebrovascular isquémico agudo (SWIFT): un ensayo aleatorizado, de grupos paralelos y de no inferioridad. Lancet 2012; 380: 1241-9. doi: 10.1016 / S0140-6736 (12) 61384-1

70 Broussalis E, Trinka E, Hitzl W, Wallner A, Chroust V, Killer-Oberpfalzer M. Comparación de los dispositivos de recuperación de stent versus el recuperador de Merci para el tratamiento endovascular del accidente cerebrovascular agudo. AJNR Am J Neuroradiol 2013; 34: 366-72. doi: 10.3174 / ajnr.A3195

71 Deng L, Qiu S, Wang L, Li Y, Wang D, Liu M. Comparación de cuatro dispositivos de trombectomía mecánica aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos para el accidente cerebrovascular isquémico agudo: un metaanálisis en red. World Neurosurg 2019; 127: e49-57. doi: 10.1016 / j.wneu.2019.02.011

72 Zaidat OO, Bozorgchami H, Ribó M, et al. Resultados primarios del estudio multicéntrico ARISE II (análisis de revascularización en ictus isquémico con EmboTrap). Accidente cerebrovascular 2018; 49: 1107-15. doi: 10.1161 / STROKEAHA.117.020125

73 Jindal G, Serulle Y, Miller T, et al. La trombectomía de extracción de stent en el episodio agudo se ve facilitada por el uso simultáneo de catéteres de aspiración intracraneal. J Neurointerv Surg 2017; 9: 944-7. doi: 10.1136 / neurintsurg-2016-012581

74 Turk AS, Turner R, Spiotta A, et al. Comparación de enfoques de tratamiento endovascular para el accidente cerebrovascular isquémico agudo: rentabilidad, éxito técnico y resultados clínicos. J Neurointerv Surg 2015; 7: 666-70. doi: 10.1136 / neurintsurg-2014-011282

75 Lapergue B, Blanc R, Gory B, et al, ASTER Trial Investigators. Efecto de la aspiración de contacto endovascular frente a Stent Retriever sobre la revascularización en pacientes con accidente cerebrovascular isquémico agudo y oclusión de grandes vasos: ensayo clínico aleatorizado ASTER. JAMA 2017; 318: 443-52. doi: 10.1001 / jama.2017.9644

76 Gory B, Lapergue B, Blanc R, et al, ASTER Trial Investigators. Aspiración de contacto frente a Stent Retriever en pacientes con accidente cerebrovascular isquémico agudo con oclusión M2 en el ensayo aleatorizado ASTER (Aspiración de contacto frente a Stent Retriever para una revascularización exitosa). Accidente cerebrovascular 2018; 49: 461-4. doi: 10.1161 / STROKEAHA.117.019598

77 Turk AS3rd, Siddiqui A, Fifi JT, et al. trombectomía por espiración versus trombectomía con stent retriever como abordaje de primera línea para la oclusión de grandes vasos (COMPASS): un ensayo multicéntrico, aleatorizado, abierto, de resultado ciego y no inferioridad Lancet 2019; 393: 998-1008. doi: 10.1016 / S0140-6736 (19) 30297-1

78 Wan TF, Xu R, Zhao ZA, Lv Y, Chen HS, Liu L. Resultados de la anestesia general frente a la sedación consciente para accidentes cerebrovasculares sometidos a tratamiento endovascular: un metanálisis. BMC Anesthesiol 2019; 19: 69. doi: 10.1186 / s12871-019-0741-7

79 Abou-Chebl A, Lin R, Hussain MS, et al. Sedación consciente versus anestesia general durante la terapia endovascular para el accidente cerebrovascular agudo de la circulación anterior: resultados preliminares de un estudio multicéntrico retrospectivo. Accidente cerebrovascular 2010; 41: 1175-9. doi: 10.1161 / STROKEAHA.109.574129

80 Jumaa MA, Zhang F, Ruiz-Ares G, et al. Comparación de la seguridad y los resultados clínicos y radiográficos en la terapia endovascular para el accidente cerebrovascular agudo para la oclusión de la arteria cerebral media proximal con intubación y anestesia general versus el estado no intubado. Accidente cerebrovascular 2010; 41: 1180-4. doi: 10.1161 / STROKEAHA.109.574194

81 John N, Mitchell P, Dowling R, Yan B. ¿Es preferible la anestesia general a la sedación consciente en el tratamiento del accidente cerebrovascular isquémico agudo con trombectomía mecánica intraarterial? Una revisión de la literatura. Neurorradiología 2013; 55: 93-100. doi: 10.1007 / s00234-012-1084-y

82 Brinjikji W, Murad MH, Rabinstein AA, Cloft HJ, Lanzino G, Kallmes DF. Sedación consciente versus anestesia general durante el tratamiento endovascular del accidente cerebrovascular isquémico agudo: revisión sistemática y metaanálisis. AJNR Am J Neuroradiol 2015; 36: 525-9. doi: 10.3174 / ajnr.A4159

83 Just C, Rizek P, Tryphonopoulos P, Pelz D, Arango M. Resultados de la anestesia general y la sedación consciente en el tratamiento endovascular del accidente cerebrovascular. Can J Neurol Sci 2016; 43: 655-8. doi: 10.1017 / cjn.2016.256

84 Löwhagen Hendén P, Rentzos A, Karlsson JE, et al. Anestesia general versus sedación consciente para el tratamiento endovascular del accidente cerebrovascular isquémico agudo: el ensayo AnStroke (anestesia durante el accidente cerebrovascular). Accidente cerebrovascular 2017; 48: 1601-7. doi: 10.1161 / STROKEAHA.117.016554

85 Schönenberger S, Uhlmann L, Hacke W, et al. Efecto de la sedación consciente frente a la anestesia general sobre la mejoría neurológica temprana en pacientes con accidente cerebrovascular isquémico sometidos a trombectomía endovascular: ensayo clínico aleatorizado. JAMA 2016; 316: 1986-

96. doi: 10.1001 / jama.2016.16623

86 Simonsen CZ, Yoo AJ, Sørensen LH, et al. Efecto de la anestesia general y la sedación consciente durante la terapia endovascular sobre el crecimiento del infarto y los resultados clínicos en el accidente cerebrovascular isquémico agudo: ensayo clínico aleatorizado. JAMA Neurol 2018; 75: 470-7. doi: 10.1001 / jamaneurol.2017.4474

87 Schönenberger S, Hendén PL, Simonsen CZ, et al. Asociación de la anestesia general frente a la sedación procedimental con el resultado funcional en pacientes con accidente cerebrovascular isquémico agudo sometidos a trombectomía: revisión sistemática y metanálisis. JAMA 2019; 322: 1283-93. doi: 10.1001 / jama.2019.11455

88 Powers CJ, Dornbos D3rd, Mlynash M, et al. Trombectomía con sedación consciente en comparación con anestesia general: un análisis DEFUSE 3. AJNR Am J Neuroradiol 2019; 40: 1001-5. doi: 10.3174 / ajnr. A6059

89 Campbell BCV, van Zwam WH, Goyal M, et al, colaboradores de HERMES. Efecto de la anestesia general sobre el resultado funcional en pacientes con accidente cerebrovascular isquémico de la circulación anterior sometidos a trombectomía endovascular versus atención estándar: un metaanálisis de datos de pacientes individuales. Lancet Neurol 2018; 17: 47-53. doi: 10.1016 / S1474-4422 (17) 30407-6

90 Bath PM, Scutt P, Anderson CS, et al, RIGHT-2 Investigators. Trinitrato de glicerilo transdérmico prehospitalario en pacientes con presunto accidente cerebrovascular ultra agudo (DERECHA-2): un ensayo de fase 3, ciego, aleatorizado, controlado de forma simulada y en ambulancia. Lancet 2019; 393: 1009-20. doi: 10.1016 / S0140-6736 (19) 30194-1

91 Lee M, Ovbiagele B, Hong KS, et al. Efecto de la disminución de la presión arterial en el accidente cerebrovascular isquémico temprano: metaanálisis. Accidente cerebrovascular 2015; 46: 1883-9. doi: 10.1161 / STROKEAHA.115.009552

92 Anderson CS, Huang Y, Lindley RI, et al, investigadores y coordinadores ENCHANTED. Reducción intensiva de la presión arterial con terapia de trombólisis intravenosa para el accidente cerebrovascular isquémico agudo (ENCHANTED): un ensayo internacional, aleatorizado, abierto, de punto final ciego, fase 3. Lancet 2019; 393: 877-88. doi: 10.1016 / S0140-6736 (19) 30038-8

93 Goyal N, Tsivgoulis G, Pandhi A y col. Niveles de presión arterial posteriores a la trombectomía mecánica y resultados en accidentes cerebrovasculares de oclusión de grandes vasos. Neurología 2017; 89: 540-7. doi: 10.1212 / WNL.0000000000004184

94 Mistry EA, Mayer SA, Khatri P. Manejo de la presión arterial después de la trombectomía mecánica para el accidente cerebrovascular isquémico agudo: una encuesta de los sitios de StrokeNet. J Stroke Cerebrovasc Dis 2018; 27: 2474-8. doi: 10.1016 / j.jstrokecerebrovasdis.2018.05.003

95 Wojner-Alexander AW, Garami Z, Chernyshev OY, Alexandrov AV. Cabeza abajo: la posición plana mejora la velocidad del flujo sanguíneo en el accidente cerebrovascular isquémico agudo. Neurología 2005; 64: 1354-7. doi: 10.1212 / 01. WNL.0000158284.41705.A5

96 Hargroves D, Tallis R, Pomeroy V, Bhalla A. La influencia del posicionamiento sobre la oxigenación cerebral después de un accidente cerebrovascular agudo: un estudio piloto. Age Aging 2008; 37: 581-5. doi: 10.1093 / envejecimiento / afn143

97 Olavarría VV, Arima H, Anderson CS, et al. Posición de la cabeza y velocidad del flujo sanguíneo cerebral en el accidente cerebrovascular isquémico agudo: una revisión sistemática y un metanálisis. Cerebrovasc Dis 2014; 37: 401-8. doi: 10.1159 / 000362533

98 Truijen J, Rasmussen LS, Kim YS, et al. Rendimiento autorregulador cerebral y respuesta cerebrovascular a la posición de la cabecera de la cama en el ictus isquémico agudo. Eur J Neurol 2018; 25: 1365-e117. doi: 10.1111 / ene.13737

99 Olavarría VV, Lavados PM, Muñoz-Venturelli P, et al. La posición de la cabeza plana aumenta el flujo sanguíneo cerebral en el accidente cerebrovascular isquémico agudo de la circulación anterior. Un ensayo de fase IIb aleatorizado por grupos. Int J

Accidente cerebrovascular 2018; 13: 600-11. doi: 10.1177 / 1747493017711943

100 Anderson CS, Arima H, Lavados P, et al, Investigadores y coordinadores HeadPoST. Ensayo cruzado, aleatorizado por grupos, de posicionamiento de la cabeza en un accidente cerebrovascular agudo. N Engl J Med 2017; 376: 2437-47. doi: 10.1056 / NEJMoa1615715

101 Alexandrov AW, Tsivgoulis G, Hill MD, et al. HeadPoST: ¿Bien colocado o completamente mal? Neurología 2018; 90: 885-9. doi: 10.1212 / WNL.0000000000005481

102 Johnston KC, Bruno A, Pauls Q, et al, Red de ensayos de tratamiento de emergencias neurológicas y los investigadores del ensayo SHINE. Tratamiento intensivo frente a tratamiento estándar de la hiperglucemia y resultado funcional en pacientes con accidente cerebrovascular isquémico agudo: el ensayo clínico aleatorizado SHINE. JAMA 2019; 322: 326-35. doi: 10.1001 / jama.2019.9346

103 Roffe C, Nevatte T, Sim J, et al, Investigadores del estudio Stroke Oxygen y el Grupo de colaboración Stroke OxygenStudy. Efecto de la suplementación rutinaria de oxígeno en dosis bajas sobre la muerte y la discapacidad en adultos con accidente cerebrovascular agudo: ensayo clínico aleatorizado del estudio de oxígeno en caso de accidente cerebrovascular. JAMA 2017; 318: 1125-35. doi: 10.1001 / jama.2017.11463

104 Grupo colaborativo CAST (ensayo chino de accidente cerebrovascular agudo). CAST: ensayo aleatorio controlado con placebo del uso temprano de aspirina en 20.000 pacientes con accidente cerebrovascular isquémico agudo. Lancet 1997; 349: 1641-9. doi: 10.1016 / S0140-6736 (97) 04010-5

105 Grupo Colaborativo Internacional de Ensayos de Accidentes Cerebrovasculares. The International Stroke Trial (IST): un ensayo aleatorio de aspirina, heparina subcutánea, ambos o ninguno entre 19435 pacientes con accidente cerebrovascular isquémico agudo. Lancet 1997; 349: 1569-81. doi: 10.1016 / S0140-6736 (97) 04011-7

106 Wang Y, Wang Y, Zhao X, et al, CHANCE Investigators. Clopidogrel con ácido acetilsalicílico en caso de accidente cerebrovascular leve agudo o accidente isquémico transitorio. N Engl J Med 2013; 369: 11-9. doi: 10.1056 / NEJMoa1215340

107 Johnston SC, Easton JD, Farrant M, et al, Clinical Research Collaboration, Neurological Emergencies Treatment Trials Network y los investigadores de POINT. Clopidogrel y aspirina en el accidente cerebrovascular isquémico agudo y el AIT de alto riesgo. N Engl J Med 2018; 379: 215-25. doi: 10.1056 / NEJMoa1800410

108 Prasad K, Siemieniuk R, Hao Q, et al. Tratamiento antiagregante plaquetario dual con ácido acetilsalicílico y clopidogrel para el accidente isquémico transitorio agudo de alto riesgo y el ictus isquémico menor: guía de práctica clínica. BMJ 2018; 363: k5130. doi: 10.1136 / bmj.k5130

109 Campbell BCV, Majoie CBLM, Albers GW, et al, colaboradores de HERMES. Imágenes penumbrales y resultado funcional en pacientes con accidente cerebrovascular isquémico de la circulación anterior tratados con trombectomía endovascular versus terapia médica: un metanálisis de datos a nivel de pacientes individuales. Lancet Neurol 2019; 18: 46-55. doi: 10.1016 / S1474-4422 (18) 30314-4

110 Román LS, Menon BK, Blasco J, et al, colaboradores de HERMES. Características de imagen y seguridad y eficacia del tratamiento endovascular del accidente cerebrovascular: un metanálisis de datos individuales a nivel de paciente. Lancet Neurol 2018; 17: 895-904. doi: 10.1016 / S1474-4422 (18) 30242-4

111 Barber PA, Demchuk AM, Zhang J, Buchan AM. Validez y confiabilidad de una puntuación cuantitativa de tomografía computarizada para predecir el resultado de un accidente cerebrovascular hiperagudo antes de la terapia trombolítica. Grupo de Estudio ASPECTOS. lberta Stroke Program Early CT Score. Lancet 2000; 355: 1670-4. doi: 10.1016 / S0140- 736 (00) 02237-6

112 Nagel S, Bouslama M, Krause LU, et al. Trombectomía mecánica en pacientes con ictus más leves y oclusiones de grandes vasos. Accidente cerebrovascular 2018; 49: 2391-7. doi: 10.1161 / STROKEAHA.118.021106

113 Sarraj A, Hassan A, Savitz SI, et al. Trombectomía endovascular para accidentes cerebrovasculares leves: ¿Qué tan bajo deberíamos ir? Accidente cerebrovascular 2018; 49: 2398-405. doi: 10.1161 / STROKEAHA.118.022114

114 Brehm A, Tsogkas I, Maier IL, et al. Manejo integral con perfusión para pacientes transferidos con accidente cerebrovascular debido a una oclusión de vasos grandes: viabilidad y efectos en los tiempos de internación AJNR Am J Neuroradiol 2019; 40: 1330-4. doi: 10.3174 / ajnr.A6129

115 Psychogios MN, Behme D, Schregel K, et al. Manejo integral de pacientes con accidente cerebrovascular agudo: minimización de los tiempos de puerta a reperfusión. Accidente cerebrovascular 2017; 48: 3152-5. doi: 10.1161 / STROKEAHA.117.018077

116 Boncoraglio GB, Ranieri M, Bersano A, Parati EA, Del Giovane C. Trasplante de células madre para accidente cerebrovascular isquémico. Cochrane Database Syst Rev 2019; 5: CD007231.

117 Patel RAG, McMullen PW. Neuroprotección en el tratamiento del ictus isquémico agudo. Prog Cardiovasc Dis 2017; 59: 542-8. doi: 10.1016 / j.pcad.2017.04.005

118 Griauzde J, Ravindra VM, Chaudhary N, Gemmete JJ, Pandey AS. Neuroprotección para el accidente cerebrovascular isquémico en la era endovascular: un breve informe sobre el futuro de la terapia intraarterial. J Clin Neurosci 2019; 69: 289-91. doi: 10.1016 / j.jocn.2019.08.001

119 Boulanger JM, Lindsay MP, Gubitz G, et al. Recomendaciones canadienses de mejores prácticas sobre accidentes cerebrovasculares para el manejo de accidentes cerebrovasculares agudos: atención prehospitalaria, en el departamento de emergencias y para pacientes hospitalizados agudos, sexta edición, actualización 2018. Int J Stroke 2018; 13: 949-84. doi: 10.1177 / 1747493018786616

Fuente: https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoid=95655

Deja un comentario